domingo, 7 de diciembre de 2008

Emotivo premio a Heath Ledger en Australia

El 22 de febrero, la platea del Kodad Theatre puede ponerse en pie para aplaudir un Oscar de interpretación póstumo. Sería la segunda vez en la historia que ocurriría esto. Heath Ledger, fallecido el pasado 22 de enero en Nueva York, puede ser el protagonista de este hecho histórico. No sabemos si se lo llevará o no, pero lo que está claro es que esta carrera por el Oscar ha quedado marcada por esa posibilidad y por el torrente de halagos que ha despertado su interpretación de Joker en "The dark knight". Ayer, como relata 20minutos.es, "Ledger fue premiado con uno de los premios cinematográficos más prestigiosos de su país por su papel de El Joker en la película de Batman, El caballero oscuro. Ledger, ha obtenido 11 meses después de su muerte el premio al mejor actor internacional del Instituto Australiano del Cine (AFI).
Los invitados que acudieron a la ceremonia de entrega de los premios se pusieron en pie para ovacionar al actor entre lágrimas. "Estamos muy orgullosos de él y aceptamos muy honrados este premio en nombre de su hija Matilda, a quien apoyaremos siempre", dijo su hermana Kate, intentando reprimir el llanto mientras recogía el premio junto a sus padres.
Podéis ver aquí el vídeo del momento de la ceremonia:


2 comentarios:

Marta dijo...

Qué momento más emocionante. Se me ha puesto un nudo en la garganta. Es una tragedia que un actor tan joven y con tanto talento se haya ido...

Hace una semana que vi TDK. La película me pareció buena, pero lo que realmente sobresale es la actuación de Heath.

Se merece el Oscar, pero no como homenaje, sino porque objetivamente su actuación en esta película es soberbia, la mejor del año.

Tanto Ennis del Mar como el Joker pasarán a la historia del cine.

Saludos!

Alec Roivas dijo...

Ledger merece el Oscar, a falta de ver a Shannon en Revolutionary Road.

Y es cierto el Joker y Ennis del Mar ya son parte de los personajes emblematicos del cine, además si Ledger ganá sería un premio postumo merecido porque el de Peter Finch en 1977 no lo fue derrotando a un magistral DeNiro en Taxi Driver.