jueves, 13 de noviembre de 2008

Eterna Jean Seberg

Si viviera Jean Seberg, cumpliría hoy 70 años, desde lososcar2009 queremos rendirle este pequeño homenaje a la musa de la nouvelle vague, norteamericana de nacimiento pero adoptada por el cine europeo, vivió el éxito prematuro y el fracaso e incomprensión posterior, sufrió la pérdida de su hija recién nacida, hecho que nunca llegó a superar y que la sumió en una perenne depresión que desencadenó en una adicción a las drogas y el alcohol, hasta poner fin a su vida, por sobredosis de barbitúricos, con apenas 40 años.

Nacida en Iowa, fue descubierta por el maestro Otto Preminger que la seleccionó entre 18.000 aspirantes para protagonizar "Juana de Arco", con sólo 19 años. Al año siguiente, el director austríaco, embelesado por el carisma que su pupila desprendía, mezcla de vulnerabilidad, frescura y encanto, volvió a contar con ella, desechando a Audrey Hepburn que era la primera opción, para la adaptación cinematográfica de la exitosa novela de la francesa Françoise Sagan "Buenos días, tristeza".

Convertida en una de las actrices jóvenes más prometedoras de su generación, viajó a Europa, concretamente a París, para co-protagonizar junto a un jovencísimo Jean-Paul Belmondo la opera prima de Jean-Luc Godard, "Al final de la escapada" (1960), obra clave para entender el cine moderno y una de las películas más importantes del séptimo arte.

Su calidad como actriz, sin embargo, nunca fue recompensada con premios importantes, si acaso destacan sus nominaciones al Globo de Oro (Mejor Actriz Dramática) por "Lilith" (1964), de R. Rossen; y al BAFTA (como Mejor Actriz Extranjera) por la ya mencionada obra de Godard.

Claude Chabrol, Josuah Logan, Juan Antonio Bardem,... fueron algunos de los artífices de sus películas, dejándonos a través de sus cámaras la muestra inmortal de su talento.

1 comentario:

carles dijo...

Una de las bellezas más personales y arrebatadoras de la historia del cine. Su personalidad como actriz estaba avanzada a su época... Posteriormente, ha habido muchas "jeansebergs" (incluso hubo un momento, no hace demasiado, que ese tipo de actriz estaba de moda) pero en su momento fue única. Quizás unas jóvenes Vannessa Redgrave, Jeanne Moureau o Julie Christie podían parecérsele... Pero no, ella era única. Su trágica vida y sobretodo su trágico y prematuro final quizás tuvieron mucho que ver en esa autenticidad a prueba de bombas. Me gusta que la recordeis... Siempre he pensado que es una de las grandes olvidadas del cine (sobre todo del cine americano, que la ha ninguneado como nadie).