martes, 16 de septiembre de 2008

Los Oscar, amenazados por el apagón analógico

La ceremonia de los Oscar del año pasado fue una de las menos vistas de la historia. Este año, la cifra puede ser menor. Y no es porque las películas que compiten no vayan a resultar atractivas para los espectadores, o que los actores nominados no despiertan las admiraciones de las masas populares. Todo se debe mas bien, tal como dicen en Variety, al apagón analógico que se producirá cinco días antes de la ceremonia de los Oscar:

"La ceremonia de los Oscar se emitirá desde el Kodak Theatre el domingo 22 de febrero, apenas cinco días después de que el país lleve a cabo su transición a la televisión digital. Con la ceremonia tan próxima, es posible que, al menos, algunos televidentes no puedan ver la ceremonia por no haber cambiado a tiempo al modo nuevo de emisión. (...) Nielsen Media Research ha iniciado ya operaciones para que el próximo mes de febrero se haya hecho la transición sin problemas. Peor a pesar de esto, hay una gran preocupación en ABC, la cadena que emite los Oscar. Gil Cates no será el productor este año de la ceremonia, debido a sus compromisos con UCLA y el Geffen Playhouse. Cates ha producido 14 ceremonias de los Oscar, más que cualquier otra persona. Pero incluso sin Cates, la Academia espera mejorar la audiencia, sobre todo teniendo en cuenta el ámbito comercial de muchos de los posibles candidatos ("The dark knight", por ejemplo) (...) La preocupación por la disminución de audiencias pretenden reforzar los argumentos de que los Oscar deberían trasladarse a una fecha más alejada de la transición digital. Los Oscars se celebraron en los últimos años en el mes de marzo hasta 2004, cuando la Academia y la ABC decidieron adelantarla a febrero para evitar una larguísima temporada de premios. La Academia hizo una excepción, sin embargo, en 2006, cuando la ceremonia se trasladó de nuevo a principios de marzo para evitar que chocara con los Juegos Olímpicos de Invierno. Un portavoz de la ECA dijo que no cree que la ceremonia vaya a verse afectada por la conversión a la televisión digital. "La emisión de los Oscar tendrá lugar en un entorno en el que los organismos de radiodifusión han tomado medidas increíbles para asegurarse de que todos reciban la señal".