lunes, 1 de septiembre de 2008

Los ecos de Venecia

El festival de cine de Venecia de 2008 está a punto de cruzar el ecuador, y sin duda alguna, la edición de este año se está caracterizando por el bajo nivel de las cintas que compiten en la sección oficial. Tanto es así, que hasta el director de la Mostra ha sido duramente criticado por la prensa especializada, al permitir tanto film nacional dentro de la sección oficial.

El festival levantó su telón el miércoles con la última película de los hermanos Coen, grandes triunfadores de la última edición de los Oscar con 4 estatuillas para "No country for old men". "Burn after reading" se presentó fuera de concurso y sirvió para reforzar el espíritu filoyankee que este festival lleva prodigando durante los últimos años. Con la eclipsante presencia de George Clooney, Brad Pitt y Tilda Swinton en la ciudad de los canales, la película se presentó de manera oficial y la gran conclusión tras el pase es que la película gustó, convenció, fue aplaudida, pero no triunfó tanto como lo hizo "No country for old men" cuando se presentó en Cannes el año pasado.

Andrew Pulver en "The Guardian" escribió que "`Burn after reading´ es un respiro, una comedia de espías que no puede tener mayor contraste con "No country for old men". (...)¿Hacia dónde se dirige esta película? Los hermanos Coen guardan una posición única, queridos por la industria de Hollywood y del circuito de festivales, algo que no ha cambiado. Lo que han conseguido llevar hasta aquí, de alguna manera, es darle la vuelta a argumentos convecionales de películas como "Todos los hombres del presidente" o "Michael Clayton". De hecho, dibujan a los protagonistas como ridículos, caóticos y poco siniestros(...) Brad Pitt es el protagonista de algunas de las escenas más divertidas, aunque su presencia en pantalla es muy reducida para ser el prota de la película. (...) "Burn after reading" puede considerarse como el producto de un compromiso con las exigencias de Hollywood, con una caída en la tensión narrativa de sus películas o, simplemente, una evolución. Los argumentos oscuros y grotescos con los que forjaron su nombre parecen que han quedado en el pasado, y las estrellas de relumbrón tienen dificultades para fusionarse con el paisaje. Para bien o para mal, sus películas son ahora más idóneas para entretener. Si van a pagar eso en la ceremonia de los Oscar o en taquilla, ésta por verse."

Todd McCarthy, en Variety, es mucho más crítico: "Un talentoso y serio elenco se ha ofrecido a actuar como personajes de dibujos animados en este cuento de la desesperación, la sospecha mutua, todo ello en nombre de la risa que sólo aparece esporádicamente. (...) Las vulgaridades artificiosas en los diálogos lastran un guión que sólo cuenta con una gran escena de apertura y varios golpes buenos. El guión de los Coen parece poco maduro, pero fue evidentemente escrita alrededor del mismo tiempo que "No country for old men". Le falta una subestructura que haría entendible los giros rápidos de la violencia al humor, o viceversa. El proyecto parece que fue concebido como una broma, sin importar si ésta iba a ser buena."

Grandes críticas ha recibido, sin embargo, el director japonés Hayao Miyazaki por su última joya animada: "Ponyo on the cliff by the sea". El pez protagonista ha sido, para muchos, la gran estrella de todo lo que llevamos de festival, comentario irónico dada la gran cantidad de estrellas de relumbrón que se pasen estos días por la ciudad italiana. El diario británico "The telegraph" ha dicho que "la película es un espectáculo visual. (...) Miyazaki es capaz de transmitir cualquier extremo emocional sin recurrir al sentimentalismo." La película podría representar a Japón en la categoría de película extranjera en los Oscar

También obtuvo críticas notables la película nóvel de Guillermo Arriaga, tras su divorcio profesional con Alejandro González Iñárritu. "The burning plain", que se basa en el propio libro del director, ha logrado sus mayores apoyos en la solidez de las dos interpretaciones femeninas: Charlize Theron y Kim Bassinger. De hecho, los rumores de una posible nueva nominación al Oscar para Theron se han disparado.

Pero como de Venecia no sólo vive el cine, atención a la gran revelación que nos llega del festival de Telluride, donde la actriz Kristin Scott Thomas ha deslumbrado con su interpretación en la película francesa "Il y a longtemps que je t'aime". La actriz ya estuvo nominada al Oscar en 1997 por su rol protagonista en "El paciente inglés" y si sortea los obstáculos del idioma, podría volver a conseguir la nominación.

Tráiler en japonés de "Ponyo on the cliff by the sea":

3 comentarios:

Jorgee dijo...

Y casi no ha sonado Charlize Theron para los oscar!

esperemos y si (yn)

saludosz!

carles dijo...

¿A que va a ganar la del pez en Venecia? Jajajaja. Tendría su gracia ver a Aronofsky, Arriaga, Avati, Demme, Kitano o Schroeder perder ante una película infantil... Vale, es de Miyazaki, pero es una película pensada para níños de cinco a diez años.

edu dijo...

Cada vez que leo la crítica de Todd Mccarthy me pongo más nervioso. Pero bueno, para gustos, los colores. A ver si tiene más éxito en su estreno...