viernes, 10 de octubre de 2008

Actores para el Oscar (III): Meryl Streep

Hoy hacemos parada ante uno de los grandes nombres del cine de todos los tiempos, que no es poco. Y no exageraríamos si dijésemos de ella que su talento ante las cámaras es comparable con el de inmortales como Bette Davis o Katharine Hepburn... a sus 59 años Meryl Streep es una diva... y lo sabe... pero no le importa.
Primogénita del ejecutivo farmacéutico Harry William Streep y su esposa, Mary, diseñadora publicitaria, vio la luz del mundo en Summit {New Jersey}, el 22 de junio de 1949, mostrando una vocación innata por la interpretación, empezó a estudiar arte drámatico en el elitista Vassar College, ampliando sus estudios en el Darmouth College y en la Yale School of Drama, donde fue comapañera de una tal Sigourney Weaver, graduándose en 1975. Para esta fecha ya habia debutado en teatro con la obra The Playboy of Seville, en 1971, consiguiendo su primera participación en una película, con apenas dos secuencias, gracias al director Fred Zinnemann: Julia {1977}, era un drama protagonizado por Jane Fonda y Vanessa Redgrave, toda una prueba de fuego que Streep superó con éxito, llamando la atención de los productores de Los Ángeles que la reclamaron para cuatro grandes títulos que darían un vuelco a su futuro profesional y sentimental: el primero sería El cazador {1978}, de Michael Cimino, por la que consiguió su primera nominación al Oscar, en el apartado de mejor actriz de reparto. Durante el rodaje de esta película, protagonizada por Robert De Niro y John Cazale, visto ambos en El Padrino II {1974}, de F. F. Coppola, la joven inició una relación con Cazale, noviazgo que apenas duró dos años pues al actor le fue detectado un cáncer de huesos, falleciendo en marzo de 1978, al lado de Streep, que había dejado momentáneamente su carrera para cuidar de su pareja. Tras esta situación, se fue a vivir con su hermano Harry a New York, que compartía piso con el escultor Donald Gummer y con el que la actriz inició una nueva relación que, prematuramente, desembocó en boda en septiembre de ese mismo año. Un año tan intenso, personalmente, para la de New Jersey, se vio gratificado con el Emmy a la Mejor Actriz por la minisere televisiva Holocausto {1978} {el segundo le llegaria un cuarto de siglo después por Angels in America}. Tras su entrada triunfal en el séptimo arte no le faltaron las propuesta suculentas, acertando de pleno con Manhattan (1979), de Woody Allen, y, sobre todo, con Kramer contra Kramer (1979), de Robert Benton, donde aparecía junto a Dustin Hoffman y Jane Alexander, siendo un taquillazo, amén de una beneplácita crítica, que acumuló 5 Oscars, uno de ellos para Meryl, en el apartado de Mejor Actriz de Reparto.
Oscarizada y con apenas 30 años, tenía un futuro prometedor que vio más estimulante con el nacimiento de su primer hijo, Henry, al que seguirían tres niñas de nombre Mamie (1983), Grace Jane (1986) y Louisa Jacobson (1991).
Desde los 80, hasta nuestros días, ha brillado con luz propia, mostrando su versatilidad, estando insuperable en el melodrama con grandes títulos que veremos más abajo, pizpireta en la comedia y mostrando su cualidad, incluso para el musical, todo ello, sin abandonar nunca las tablas de los teatros, a los que ha vuelto siempre que ha podido.
Como sabemos, ostenta el récord entre las actrices con mayor número de nominaciones a los Premios de la Academia: un total de 11 en la categoría de Mejor Actriz Protagonista (que enumeraremos, para hacerlo más fácil):
2007. El diablo viste de Prada. Comedia satírica, dirigida por David Frankel, director de varios capítulos de Sexo en Nueva York, donde toda la atención recaía en ella, interpretando a la cruel Miranda Priestly, directora de una revista de moda. {volveremos a hablar de esta película cuando nos encontremos con Anne Hathaway, co-protagonista del film}
2000. Música del corazón. Basada en una historia real, contada por Wes Craven {trilogía de Scream}, que nos acercaba a la vida de una violinista retirada que retoma su labor docente cuando es abandonada por su marido.
1999. Cosas que importan. De Carl Franklin, este melodrama familiar colocaba a Meryl como esposa de Willam Hurt {El increíble Hulk} y madre de Renée Zellweger {Ella es el partido}
1996. Los puentes de Madison. Clint Eastwood dirigía y co-protagonizaba esta adaptación de la novela de Robert James Waller, que la propia actriz aceptó llevar a cabo por la insistencia del director que rechazó, previamente, a Anjelica Huston, Susan Sarandon y Glenn Close.
1991. Postales desde el filo. Mike Nichols {La guerra de Charlie Wilson} llevaba a la gran pantalla las vivencias de la actriz Carrie Fisher {ya saben, la princesa Leia, de La Guerra de las Galaxias}. Un intenso drama, donde Streep era escoltada por actores del tipo de Shirley MacLaine, Gene Hackman, Dennis Quaid o Annette Bening.
1989. Un grito en la oscuridad. Historia basada en hechos reales, en la que Streep era lo más interesante de este thriller, con bebe desaparecido, dirigido por Fred Schepisi y que le valió el galardón a la Mejor Actriz en el Festival de Cannes.
1988. Tallo de hierro. Hector Babenco adaptaba la novela del premio Pulitzer William Kennedy, ambientada en la Gran Drepesión, con un elenco encabezado por Streep, Jack Nicholson y Carroll Baker.
1986. Memorias de África. Sin duda, la mejor película de su director, el recientemente fallecido Sidney Pollack, acaparadora de 7 Oscars, de 11 nominaciones, que trasladaba al cine el libro autobiogrífico de la danesa Isak Dinesen, de identico titulo.
1984. Silkwood. Primera colaboración de Meryl con Mike Nichols. Asumiendo la identidad de Karen Silkwood, la activista que murió en extrañas circunstancias tras denunciar las irregularidades de la central nuclear en la que trabajaba.
1983. La decisión de Sophie. Alan J. Pakula adaptaba el bestseller de William Styron, narrando las desventuras de su protagonista, una inmigrante polaca procedente de los campos de concetración. 5 nominaciones al Oscar, de los que sólo Streep subió para recoger su estatuilla.
1982 La mujer del teniente francés. Karl Reisz le propiciaba a la actriz su primera nominación como Actriz Protagonista, aparte del BAFTA, con este drama de tintes románticos y nostálgicos ambientado en la Inglaterra decimonónica.


A este listado deberíamos sumar el de otras grandes películas donde Streep ha seguido prestigiando su filmografía. Nos referimos, brevemente, a Enamorarse {1984}, de U. Grosbard, La habitación de Marvin {1996}, de J. Zaks, Adaptation. El ladrón de orquídeas {2002}, de S. Jonze {por la que obtuvo su tercera nominación a Mejor Actriz de Reparto} o Las horas {2002}, de S. Daldry {Oso de Plata, ex-aequo, para sus protagoniStas: Streep.Moore.Kidman}.

2008 le sigue trayendo el reconocimiento que se merece, como el Premio Donostia del Festival de San Sebastián o el éxito de taquilla de Mamma Mia!... pero es por Doubt, adaptación de la obra de obra de Broadway, de John Patrick Shanley, que él mismo se encarga de trasladar al celuloide, siendo su segunda película como director, con la que Meryl se cuela entre las favoritas para ser nominada por decimoquinta vez al Oscar, interpretando a la directora disciplinaria de un colegio católico que, en 1964, levanta la veda al acusar al reverendo, con rostro de Philip Seymour Hoffman, de abusar de una chica afroamericana. Una delicia el que propone su trailer que levanta muchas expectativas a su alrededor...

5 comentarios:

bibby dijo...

No es por criticar pero destacar a Renée Zellweger por Ella es el Partido habiendo echo cosas como Chicago o Cold Mountain o a William Hurt por Hulk...

Juan dijo...

han sido sus últimos trabajos bibby estrenados en España, desgraciadamente, nada interesantes

jorge dijo...

hola, soy jorge....te mande el otro dia un mail....te importaria contestar?

gracias...

Jorgee dijo...

AMO A MERYL STREEP!
CADA VEZ QUE VEO UNA PELÍCULA DE ELLA
ME ENAMORA MÁS!

YA ME MUERO POR VER DOUBT!

SALUDOS JAVIER!

express91 dijo...

Streep cada vez más cerca de obtener otro Oscar !!!