jueves, 30 de octubre de 2008

Michael, ¡no lo hagas!

Atónitos nos dejó hace un par de semanas la noticia de que Michael Sheen y Frank Langella competirían entre sí en la categoría de mejor actor protagonista. Esto ha llevado a que Tom O´Neill en su blog escriba una nota pública diciendo al británico que huya de esa estrategia y se diriga a la categoría de secundario. Sobra decir que nosotros pensamos igual:

"Querido Michael Sheen: El martes, cuando vi "Frost / Nixon", en su primera gran proyección para los medios de comunicación de Los Angeles, yo - como todos los demás - quedé fuertemente impresionado por su interpretación en la película. Pero también me sentí muy triste porque creo que usted no recibirá una merecida nominación al Oscar por su trabajo si prosiguen con su campaña de llevarlo como protagonista. No, no, no, lo siento. Sé que no parece justo. Su nombre aparece en el cartel al mismo tamaño y nivel que Langella, sale incluso más tiempo en pantalla. Podría decirse que usted es el protagonista real, sí, sí, lo sé. Pero este argumento no vale en los Oscar. Usted probablemente no lo ha notado por el momento. Voy a ser brutalmente franco. No vas a ganar un Oscar este año. Usted no puede vencer a Ledger en secundario. Lo mejor que puede esperar es una nominación, pero eso no lo conseguirá en la categoría de protagonista ya que está repleta de soberbias actuaciones procedentes de grandes estrellas del cine. Hace dos años, usted era el personaje masculino protagonista de "The Queen", pero sé que los productores le obligaron a competir como secundario. No fue nominado, pero al menos estuvo nominado al BAFTA y ganó el premio de la crítica de cine de Los Ángeles. ¿Verdad? Eso es mucho más de lo que obtendrá este año si continúa con su campaña como protagonista. Ya le ha pasado este año en los Tony también con Langella. En una guerra contra él, él será el vencedor. La razón no tiene nada que ver con la calidad de su interpretación. Olvídese de eso. Por citar mi ejemplo favorito: Nadie daba un duro por el Oscar para la Kidman por su papel en la llamada para algunos medios peor película del año ("Las horas") Sin embargo, ganó por dos razones. 1) Los votantes querían reconocer a la australian de una vez por todas 2) Si bien Kidman salía menos que sus compañeras de reparto, ella interpretaba el personaje que sufre la caída dramática. También pasó con "Last king of Scotland". Probablemente, James McAvoy tenga el principal papel de la película. Pero el Oscar fue para un Forest Whitaker que interpretaba un papel en el que el personaje también acabaría sucumbiendo en su desgracia. Lo mismo en "Training Day", donde Ethan Hawke sale más tiempo que Denzel Washington. El año pasado, cuando me encontré con Hawke, le pregunté por qué aceptó ir como secundario. "Soy un realista", dijo. "Denzel hacía un gran y llamativo papel, y yo no podía competir contra él. Si los votantes tenían que elegir entre los dos, sabía que no me elegirían a mí""