jueves, 4 de septiembre de 2008

Venecia, Toronto, Telluride...

Estamos en días de festivales de cine. Ya se sabe, presentación de películas, primeras críticas, venta de derechos... Un día escuché decir a un crítico que un festival era una propia película donde los productores intentaban vender sus películas, los directores convencer de que su trabajo merecía la pena, los actores en salir guapos en las fotos y los críticos... en despedazarlas a gusto.

Es una pena ver cómo Venecia está resultando ser este año un festival poco interesante. Haciendo un símil, sería como una película aburrida con muchas estrellas, pero con un mal guión y una dirección que no está a la altura del evento. Han salido buenas películas (la última la ha comentado mi amigo Juan en su anterior post: "Rachel Getting Married") pero está claro que esta edición del festival no va a ser recordado por siempre como una de las mejores.
Sin embargo, festivales más pequeños como Telluride están despertando una gran atención. Allí se homenajeó a David Fincher y allí se han proyectado varias películas interesantes. Dos de ellas son "Slumdog millonaire", de la cual ya os hablamos, y "Happy go lucky". El reconocido crítico Peter Sciretta ha escrito esto sobre ellas:

"Domingo por la noche en el Festival de Cine de Telluride. Yo estaba sentado en un cine medio vacío a la espera de ver la nueva película de Mike Leigh. Más tarde me enteré de que un amigo mío fue también a otro cine medio vacío donde pasaban tambien la película de Leigh a esa hora. Un voluntario se me acercó y empezó a hablar conmigo. Él dijo: "¿Sabe? Es el primer pase en el que no se han vendido todas las entradas" Me resultó extraño, sobre todo teniendo en cuenta que era Happy-Go-Lucky, una de las películas más esperadas del festival y que más bombo había tenido. El voluntario me miró y dijo que él sabía por qué. "Slumdog", dijo. La última película de Danny Boyle fue el gran éxito de Telluride. Aún no he hablado con nadie que no le haya gustado. No sé si el cine estaba a la mitad por que querían ver "Slumdog millonaire" esa noche, pero parece una historia divertida. (...) Creo que el mayor obstáculo de la película tiene que ver con la propia idea qu se tiene de ella. La gente oye decir "versión india de ¿Quién quiere ser millonario" y al instante se van. Pero, en realidad, cuenta una historia similar a "Ciudad de Dios" de dos hermanos huérfanos que crecen en las calles, y una historia de amor que abarca una década."

Mientras los focos se apagan en Telluride, los de Toronto comienzan a alumbrar más que nunca. La periodista Susan Wloszczyna ha dicho que el festival de Toronto de este año no va a servir para hacer una primera radiografía a las películas que lucharán por el Oscar, porque casi ninguna de ellas se presenta allí este año. Sí será buen termómetro para calibrar qué películas de bajo coste van a tener opciones de pelear por el Oscar. Allí volverán a verse las caras "Happy go lucky" y "Slumdog millonaire". Veremos quién gana la partida esta vez.

1 comentario:

El Pijo dijo...

No os olvideis del festival importante de España: San Sebastian!!!
q tb empezara por septiembre

saludos!!